El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, inauguró este lunes el nuevo Aeropuerto de Estambul, que aspira a recibir a 200 millones de pasajeros en 2028 y convertirse en el mayor aeródromo del mundo.

“Estambul no es sólo nuestra ciudad más grande, sino también nuestra marca más apreciada”, explicó Erdogan en la ceremonia, transmitida en directo por televisión.

Con el anuncio de que esta nueva infraestructura, situada en la periferia noroccidental de la ciudad, cerca del Mar Negro, se llamará “Estambul”, el mandatario puso fin a las especulaciones sobre el nombre.

En 2028, con seis pistas de aterrizaje independientes y espacio para 500 aviones, se espera que este volumen llegue a 200 millones de pasajeros, con lo que sería el mayor aeropuerto del mundo.